domingo, 24 de abril de 2016

Inspirándome con un elemento: Cita en el bar - Capítulo 1 - ¿Me concede esta pieza?

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien <3 Como ya saben, volvió Inspirándome con un elemento, así que es hora de ir publicando. La historia de la semana se me complicó un poco porque la idea que tuve no fue autoconclusiva. Pensé mucho en ello hasta que al final, dejé de darles vueltas y me decidía  hacer lo que saliera. Pero no será en un capítulo, puede que sea en varios. Ya veré cómo me las ingenio con esto XD

Si alguien quiere participar en la iniciativa, basta con que pinche en el nombre arriba y los dirigirá al blog organizador <3


Cita en el bar


Capítulo 1


¿Me concede esta pieza?

Todo era perfecto. Tan sólo había dado el dinero para hacer aquel bar para que su hija estuviera alejada así del mundo. Ella bailaba, adoraba bailar. Su cuerpo parecía ser uno con la música cuando se dejaba llevar por el ritmo y así, con la ayuda de Laura, había hecho el bar a modo de distracción. Se bailaba de todo, desde el tango hasta el vals y ella, era la atracción principal por eso mismo: por bailar de todo.

A la noche, iba mucha gente, se divertían con sus parejas o viendo a las bailarinas que algunas, ocasionalmente, ofrecían bailar con los clientes al pasar por las mesas. Lizzy esa noche lo hizo. Estaba alegre, feliz  y sin embargo, veía a aquel hombre con los ojos sobre la mesa de madera, sin si quiera levantarlos para ver el espectáculo que estaba montado en el escenario. Y como era típico de ella cuando se trataba de su trabajo, se bajó y se acercó a su mesa.

—Bailemos—

—No, gracias— dijo reaccionando rápidamente al sentir las manos sobre la suya —tengo dos pies izquierdos— bromeó con una sonrisa que se escondió detrás de su tupida barba apenas dirigiéndole la mirada a la muchacha. Lo cierto es que no quería bailar, pero por otra razón que no tenía nada que ver con ser malo al mover sus pies al ritmo de la música.

—Vamos, vamos. Será divertido, es más, seguro podrá mostrar una sonrisa mucho más alegre que esa de recién— insistió ella tomando su mano, dándole un suave jalón para que se levantara de la silla.

Sin mucho qué objetar, el hombre sonrió y le hizo caso a la jovencita para así, seguirlo a la pista. Colocó una de las manos de su compañero en su cintura mientras sujetaba la otra con la propia, colocando su mano en el hombro lista para guiarlo. 

—Sólo sígame y bailaremos bien— le indicó Lizzy con una sonrisa que relucía en sus labios llegando a obtener una nueva mueca de sonrisa por parte de su acompañante.

—No eres de las jovencitas a las que se puede rechazar fácilmente— alegó en tono jocoso.

—Por supuesto que no, más viendo que estaba tan sólo y pensativo en aquel rincón— 

—¿Me estabas viendo?— preguntó con sorpresa ante aquella acotación. Él no lo vio, pero ella le dedicó una gran sonrisa.

—Por supuesto. Yo miró todo. Los clientes deben divertirse aunque sea por un momento aquí. Que llegue alguien y la pase amargado el resto de la noche implica que no hicimos bien nuestro trabajo—

Su baile llegó hasta el final de la música y al fin, se despidieron con una sonrisa para volver cada uno a sus actividades.




Al cerrar el bar en la madrugada, ella se cambió de ropas lista para montar a su caballo y dirigirse a su casa, pero, los planes de alguien estaban en medio de los de ella. 

Esperaron a que a muchacha se viera lejos del bar para atacarla y capturarla: sería una estupenda recompensa la que recibirían de su padre cuando pidieran dinero para dejarla con vida.




La habitación estaba oscura y ella, sumamente adolorida. La cabeza le dolía y se había lastimado el brazo al pelear con ¡y lo recordó! Se levantó de golpe, acabando mareada gracias a eso. Esperó unos instantes hasta sentirse más a gusto y poder revisar el lugar. Estaba encerrada y no importaba lo mucho que buscara en la habitación, la única salida era la puerta y no tenía forma de abrirla, a menos que alguien la abriera desde afuera. Y sería cuestión de esperar a que eso sucediera.

Entró alguien a la habitación luego de un largo de rato de estar sola, un hombre que la tomó del brazo y la llevó a rastras fuera de la habitación, hablando con otro de hacer un intercambio aunque no hablaban de su padre, lo que aterró a Lizzy ¿Qué pensaban hacer con ella? Temía por su vida y su próximo destino.

¡Y hasta aquí llegó! Espero les haya gustado. Como dije, tenía la idea, pero no era autoconclusiva. Estos muchachos quieren moverse (?) así que hay que darles con el gusto. Quizás, haga algún capítulo con la temática Inspirándome en un elemento. A ver qué me sale.

¡Cuidense!

Bye!


4 comentarios:

  1. ¡Genial! Vaya comienzo y vaya giro final de los acontecimientos, listo para dejarnos boquiabiertos y ansiosos por el siguiente capítulo jajaja. No sé si la imagen de esta semana te inspirará, pero como siempre digo, no tiene que ser algo literal ni aparecer en el relato así que... algo puedes intentar. De todas formas, seguro que te sale algo guay para el siguiente ;)

    Espero ansiosa el siguiente *-*

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Intentaré tener en cuenta alguno de los elementos de seguro para hacer la continuación, sino, nuevamente, será algo autoconclusivo, como vengo haciendo normalmente. Aunque tiene sus cosas buenas las historias a capítulos también <3

      ¡Gracias por comentar!

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar
  2. ¡Que intrigante! ¡Me has dejado con las ganas de leer más!
    Voy a seguir leyendo a ver que pasará...
    jojo
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentaré subir pronto la continuación, así más o menos, voy llevando todas las historias lo más al día que pueda.

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!