jueves, 14 de abril de 2016

No te soñé - Capítulo 3

¡Hola a todos! ¿Cómo están? ¡Sí! ¡Capítulo doble! Pensé que como Fei es tan poco elocuente, podría publicar dos capítulos el mismo día. Así que, aquí me ven :D Subiendo más de un capítulo al día. Espero que sea de su agrado y disfruten de esto. 

Por el momento, les voy contando que la historia tendrá dos narradores, aunque creo que Kayla será en su mayoría la que haga la narración. Fei habla poco. ¡Pero no se preocupen! Si algo he aprendido de este tipo de narración es a aclarar las cosas y a no repetirme como he visto muchísimas veces que te cuenta exactamente lo mismo desde diez puntos de vista.





Capítulo 3

Kayla 

Tiene mi camafeo. Estamos en una aldea o pueblo. No sé muy bien nada de esto. Tendría que haber prestado mucha más atención a las clases de geografía cuando tuve oportunidad. Hay mucha gente a nuestro alrededor, eso sí lo tengo bien claro y me asusta un poco. Me siento como una niña que ha perdido a sus padres en medio de una multitud. Yo lo sigo a él. Desde ayer que lo hago. Parece que no le agrado, me mira muy serio. Bueno, creo que no ha cambiado su expresión desde que nos vimos. Pero aun no me ha echado así que no debería preocuparme por el momento ¿Verdad? No quiero estar sola, eso es algo que tengo bien claro. Y por alguna extraña razón, me siento cómoda con él. Me gustaría saber cómo se llama. Me gustaría saber muchas cosas en realidad, pero tengo muy pocas maneras de conseguir información. En realidad, no tengo ninguna.

Nos detuvimos en un puesto. Todos los puestos son más o menos iguales, me recuerdan a los feriantes que pasan por la ciudad. Suelen venir con sus pequeñas carpas o armarse lugares como estos: cuatro columnas y un toldo, una mesa y ya tienen su puesto de ventas. Los de aquí son muy parecidos, aunque parecen bien establecidos por aquí. La gente parecía amable pero se mostraba muy apurada, casi como cuando salía con mis amigas de compras y queríamos recorrer todas las tiendas que habíamos previsto antes.

Me siento un poco nostálgica mientras miro a mi compañero. Busca algo en su bolso y saca una joya: una pulsera. Me pregunto cómo la habrá obtenido. Seguido de ello, veo que le entrega mi camafeo al hombre del puesto. Casi me da algo ¿lo iba a vender? ¿Para eso estábamos ahí? Intenté detenerlo, pero él me hizo a un lado y no me permitió acercarme de nuevo. Mi camafeo. Veía como aquel hombre lo examinaba y hasta lo mordió. Pero acabó devolviéndoselo ¿Por qué? No entendía qué es lo que pasaba con ello, aunque me daba un poco más de calma saber que no había podido venderlo. 

El vendedor se quedó con la pulsera y le entregó una bolsa de monedas. Podía sentí el sonido del metal golpeándose con el movimiento. Entonces ¿qué haríamos ahora? Me miró tan serio como cuando lo había conocido y me hizo un gesto con la cabeza, avanzando delante de mí.

Nos comunicábamos por señas desde ayer. A veces, intentaba hablarme pero el murmuraba siempre lo mismo. Lo seguí hasta que llegamos al final de la zona comercial. Todo se veía más despejado después de eso. Lo que más me llegó fue el olor a comida de la zona ¡por dios! No había comido nada desde ayer. Él tampoco. Supongo que tendría hambre, aunque no lo mostraba ¿sería que él mostraba algún tipo de expresión alguna vez?

Entramos a un local. Olía a bien dentro a pesar de que las personas allí no parecían ser de lo más amigables. Él, me tomó de la mano y me sentó en una mesa. Puso ambas manos en mis hombros y supongo que me dijo que me quedara ahí porque se acercó a la barra y volvió al rato. ¡Al fin íbamos a comer algo!

Si estuviera Rick las cosas serían mucho más fáciles. Estoy segura de que él les entendería y podría comunicarse con la gente de este pueblo. Es mucho más hábil con todo lo que signifique estudio, nada que ver conmigo.




Me pregunto si alguna vez se ha sentido solo. No parece ser alguien que esté rodeado de personas o que sea muy hábil haciendo amigos. Lo miro desde mi cama. Es un acolchado en el suelo, pero estoy más cómoda que ayer. Él duerme en la misma habitación que yo, pero corrió su cama más contra la pared, al lado de la ventana. Se durmió apenas llegamos aquí aunque yo no puedo hacer lo mismo. Me quedé viéndolo dormir.

¿Cómo podía volver a casa? Me resultaba difícil pensar en una forma y la única forma de poder saber sobre mi hogar era preguntar a los habitantes de aquí, pero primero, debería aprender el idioma que hablan.




No sé en qué momento me quedé dormida, pero sentí ruidos y acabé por despertarme. Me asusté al no verlo a mi lado. Su cama estaba perfectamente doblada y sus cosas habían desaparecido. ¿Se había ido? ¿Me había dejado? No… no quería eso. No quería estar sola. Corrí hacia la ventana y la abrí para ver una silueta alejarse a lo lejos ¿sería él? Esperaba que sí. Tan sólo, salté a través de la ventana, sin importarme que estaba descalza o que el viento fresco de la noche era demasiado frío para la ropa que llevaba puesta. Simplemente, corrí y lo detuve.

—Tan sólo, no me dejes— susurré ahogada por las lágrimas.


                                                                                                                        Capítulo 4>> 

¡Y ahora sí, hasta aquí llegué! Espero que les guste que el próximo capítulo, será más revelador, estoy casi segura de eso (?)

¡Se cuidan! Pasan una hermosa noche y un bello día <3

Bye!

6 comentarios:

  1. Que misterio... pues si Fei es poco hablador, pero bueno seguro que nos enamora más adelante.
    Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de las desventajas de la primera persona. El lector va conociendo junto con el personaje todo lo que sucede.

      Y algo habrá de ello también ;D

      Bye!

      Eliminar
  2. Es una de las ventajas de le primera persona de que el lector se vaya enterando junto con el personaje. Y lo usaste bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, es una de las ventajas y de las desventajas que tiene esto de la primera persona, que justamente, no tuve muy en cuenta al iniciar la historia XD pero me gusta como va, aunque me cuesta un poquito avanzar con todo lo que tengo en mente por ir de esta manera.

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Eliminar
  3. Me gusta Fei y veremos q ue pasa. Adoro esta historia. Te mando un beso

    ResponderEliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!