sábado, 18 de marzo de 2017

52 días de reto: día veintuno

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que de maravillas ¡Le cambié el look al blog! Y me olvidé de preguntar si lo veían bien o demasiado brillante, sino, me avisan >.< ¡Hoy les traigo reto! Y he tenido la idea para hacerlo con Morgan y Kysa, de Si perdemos el control, así que espero disfruten la historia de estos dos.

Día veintiuno: Crea un relato cargado de sarcasmo para describir la escena de unos recién casados que organizan una cita con los amigos para ver en conjunto todo su reportaje de boda incluyendo también la luna de miel…



La peor elección

La mesa se había desplomado tan sólo con ponerle el vaso encima. Morgan se encogió de hombros sorprendido mientras Kysa lo fulminaba con la mirada ¡la mejor noche de su vida! Y no, había estado en lugares más limpios en medio de persecuciones y cadáveres que en esa habitación de hotel.

—Te dije que yo iba a hacer las reservaciones—

—Pero se veía bien el folleto— dijo Morgan tirando el papel y el bolso a la cama jurando que algo se había movido entre las frazadas —creo que es una rata— e intentó atraparlo sin mucho éxito.

—¿Viene con el servicio al cuarto? — le tembló la voz cuando lo dijo. Ya tenía miedo de preguntar qué es lo que les esperaba en ese antro de mala muerte —no sé tú, pero yo no pienso pasar un minuto más contigo—

—¿Y dónde quedó eso de que ‘si estás conmigo el lugar no importa’?— abrió los brazos en una clara burla mientras buscaba un florero de boca ancha para atrapar al ratón.

—En las películas que ves, donde las ratas y la mugre son puro escenario y efectos de computadora— apretó las manos dentro de los bolsillos de su sobretodo y salió sin ánimos a tocar demasiado la puerta.

Morgan la siguió sintiendo el rechinar de las maderas debajo de sus pies. De Jack había sido la idea de llegar a pasar ahí el fin de semana y cómo le iba a hacer recordar ese momento cuando llegaran a casa. Morgan no dejaba títere con cabeza cuando se vengaba.

Una brisa fría lo golpeó en el rostro como si lo hubiese abofeteado con un par de guantes. Lo peor que les podía pasar ese día, les pasó: nevaba y los caminos estaban cerrados a causa de eso. Así que se verían allí hasta que pudieran agarrar el coche e irse.

El volver a su cuarto de lujo fue una de las cosas que más le costaría esa noche. Había otros inquilinos allí: un escritor que buscaba un lugar tranquilo donde nadie lo molestase y unos viajeros que también, habían quedado varados, tal y como ellos. Era un puesto de paso al parecer, lo que no le hacía gracia a ninguno.

La comida llegaría a su habitación en unos minutos. 

—No creo que sea comestible— dijo Morgan volviendo a dejar el plato sobre la mesa —pero podemos darle provecho—

—No vamos a tener una guerra de comida— se adelantó Kysa irguiéndose en el sillón en donde estaba sentada leyendo.

—No, con tu humor, eres capaz de matarme con un golpe de ese filete— hizo un mohín arrepintiéndose de haberle dicho eso y decidió volver al plan original —atraparemos a Jackie—

—Ni se te ocurra pensar que te lo vas a quedar de mascota— sentenció. Ya le había puesto nombre, no auguraba nada bueno.

—No, claro que no. Sólo me recordó al bastardo de Jack ¡míralo!— Lo señaló al verlo cruzar la habitación —son idénticos— más, esto a Kysa no le había hecho gracia alguna que se había encogido prácticamente en su asiento.

Él lo ignoró y buscó una caja haciendo improvisando una trampa para su compañero de habitación.

Colocó la carne debajo de la caja y ató los cordeles. Simple pero esperaba que fuera efectivo.  Se echó en la cama boca abajo contemplando desde su lugar la trampa. Kysa lo siguió casi con desconfianza, echándose a su lado en la cama.

Él la miró de reojo y se quedaron en silencio y lo vieron. Pero no era sólo Jackie ¡tenía familia! Tres ratas más salieron por detrás y se metieron debajo de la caja a comer la carne cuando Morgan tiró del cordel y las encerró.

—¡Perfecto! Es el mejor regalo que me has dado hasta ahora— dijo ella mientras Morgan  levantaba la caja habiéndole hecho un par de agujeros en el techo.

Quitó la frazada de la cama después de dejar a sus inquilinas cenando y se sentó en la cama invitando a su esposa a que se quedara con él. Ella se acurrucó contra su pecho y él la tapó con la frazada prometiéndole que no volvería a organizar una salida con una recomendación de Jack.

Ella le tomó la palabra.




La cena con Jack y Marissa había quedado decidida antes de irse, apenas volver, pasarían por su casa a cenar y pasar una buena noche. Morgan no lo había cancelado, por el contrario, estaba ansioso de verlos después de todo, y Kysa también tenía muchas ganas de pasar a saludarlos.

—Les trajimos un regalo— sonrió ella y Morgan la secundó con una mirada soberbia cargada de triunfo.

Jack sabía que esa mirada nunca, pero nunca era algo bueno. Y lo confirmó cuando Morgan cerró la puerta y abrió la caja roja y soltó su contenido en el suelo.

El grito que dio Marissa retumbó en el cielo. Probablemente, todo el barrio se enterase de lo sucedido gracias a eso. Jack no sabía qué hacer, si ir con su esposa, intentar atrapar a las ratas o enfrentarse a su amigo.

—¡Qué tengan una excelente cena!— Les dijeron al unísono saliendo de la casa habiéndoles dejado uno de los mejores regalos que podrían haber traído de su horrible estancia en el hostal.

Jack dijo algo entre dientes pero acabó por dejarlo para otro momento después de negar varias veces.

—¿Fuimos demasiado lejos?— Preguntó Kysa tomando el brazo de Morgan.

—Por el contrario, creo que no tendremos que volver a hacerle otro regalo— se jactó conteniendo una risa —¿cenamos fuera?—

Ella asintió, apresurándose cuando la nieve comenzó a caer de nuevo. Ambos estaban seguros de que ese noche, podría superar su luna de miel, pues, había comenzado demasiado bien y continuaría de una mejor manera ya que el buen ánimo, como la nieve del camino, abundaba.









Sí, cuando lo leí de nuevo me di cuenta de que no está plagado de sarcasmo, sino que está a medio camino entre el sarcasmo y la ironía, pero me gusta el resultado como para cambiarlo. Espero que también, lo hayan disfrutado.

¡Se cuidan! Pasan un bello día y una hermosa noche.

Bye!

16 comentarios:

  1. Je, je, je. Se dice que la venganza se sirve fría pero Morgan es impaciente. El sarcasmo aparece, sobre todo, al principio con esos diálogos entre la pareja, como cuando dice "si estás conmigo, el lugar no importa". Después, la captura de Jackie y su ofrecimiento, deriva a un humor negro delicioso. Creo que has superado el reto de sobras. ¡Un abrazo!
    Sobre el aspecto del blog lo veo impecable. Limpio, accesible y, sobre todo, con el texto legible, sin tipografías raras ni adornos que dificulten su lectura. Puede que sea brillante, pero no lo veo exageradamente brillante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Morgan tiene un caracter peculiar, es impaciente y tiene su malicia también XD ¡Gracias! Por momento, hubiese querido aplicar un poco más de sarcasmo pero me parecía que no iba a quedar tan bien.

      Me alegra que se vea bien el diseño <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Esta muy bien el relato , los diálogos entre el matrimonio son de los más chip , con su ironía que delatan la complicidad que hay entre ambos .Y su Luna de Miel muy original ajjjj.
    Un abrazo y pasa un genial sábado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una luna de miel muy inesperada, tiene más hiel que nada xD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Que divertido! Me ha gustado mucho.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegra que te gustara <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Me pareció divertido y tiene un toque sarcástico . Te mando un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegra que te gustara <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Va el tema del próximo jueves.

    http://annabelli67.blogspot.com.ar/2017/03/circulos-viciosos.html#comment-form

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por avisar! Toca un reto complicadito esta semana >.<

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. (。◕ ‿ ◕。)/ Holaaa!!!
    Buen texto me ha agradado un montón lo encontré bastante simpático!


    Ten bonito día espero puedas pasar a visitarme un abrazo!

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegra que te gustara <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. La venganza es un poco drastica pero se la merecían.
    Bien contado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La broma fue pesada, así que la venganza debía ser igual XD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  8. No se merecían mucho menos, esa represalia estuvo a la altura de ellos. Me imagine la cara de Marissa al ver saltar las ratas por sus pies dando brincos como chiva. Que dulzura de socarronería. Me encanto el sarcasmo, te quedo genial.
    Bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Totalmente! Necesitaban una prueba de su propia medicina e.e La cara, los gritos y hasta la ratas asustadas por todo lo sucedido xD Me alegra que te gustara <3

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

¡Hola! ¿Cómo estás? Gracias por pasar a leer mi blog y agradezco que vayas a comentar. Me encanta leer sus opiniones.

Si quieres que dejar invitación para que pase por tu blog, pincha aquí.
Si vas a afiliar o dejar confirmación de ello, por aquí

Gracias por no hacer spam <3 Y si lo haces, ten presente de que borraré tu comentario por no estar relacionado con la entrada ¡Estás avisado!

¡Qué tengas un lindo día!

Bye!